17 agosto, 2013

Para no ser leído

Un libro que no puedes leer. 
Podéis verlo como una puerta cerrada, una palabra no dicha, un beso no entregado, una pequeña muerte, un regalo sin abrir, un amor no correspondido o un boceto sin entintar.
Foto tomada en Írók Boltja, Budapest, Andrassy u. (műértő = conocedor)
Pero yo prefiero que sea un ideal por alcanzar, un sitio al que llegar, una persona con la que hablar, una América por descubrir, una botella por descorchar, una frontera que traspasar, una acuarela fresca, una Ítaca personal o una experiencia por conocer. 

Y observen que he dicho todo esto sin mencionar el "sabor barbacoa" ni el "olor a hierba recién cortada". 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Búsqueda personalizada