31 agosto, 2015

Algo tendrá Hungría

Pasan los años y ya no tengo una novia húngara, de hecho he perdido mucho más que eso. Ya no vivo en Hungría, ya no soy joven, ya Hungría está construyendo un muro para los inmigrantes y el Jobbik sube como la espuma.
Ya ni siquiera escucho la mitad de lo que me dicen, literalmente.

Pero sigo teniendo un montón de ex alumnos en Hungría que alegran mi facebook y hacen que sea imposible cerrarlo. No puedo cerrar el puto facebook porque me alegra ver cómo crecen y se hacen gente de puta madre y me muestran paisajes increíbles mientras viajan. Y engordan y se ponen guapos y encuentran trabajo y tienen hijos, incluso. Todo muy deprisa.

Y los que fueron mis compañeros de trabajo españoles siguen regresando a Hungría cada vez que pueden con el sentimiento de haber perdido algo. Algo tendrá Hungría y algo tendrá Miskolc que te atrapa. Me lo decía Montse, me lo decía Anne Laure y me lo recuerda siempre mi vocabulario húngaro que, cuando parece olvidado, de repente, reaparece en un contexto andaluz en el que nadie lo puede entender. Y ese rollo: que nadie te puede entender nada más que los húngaros... es muy húngaro, ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Búsqueda personalizada