15 mayo, 2007

El carril bici de Kosice (Kassa)



El pasado fin de semana visité por tercera vez Kosice, pero esta vez con gente del lugar, españoles y eslovacos y españovacos incluidos.
Se nota muchísimo la influencia húngara, puesto que queda sólo a media hora de la frontera y sólo a una hora y media de Miskolc. De modo que como miskolcita de adopción, Kosice me resulta más cercana que Budapest o que ninguna otra ciudad de los alrededores.
Kosice se hace rápidamente acogedora porque es pequeñita, siendo esta ventaja lo mismo que te cansaría si vivieras en la ciudad. Lo mejor de Kosice es que es muy manejable, se recorre paseando o en bici y se pueden visitar sus iglesias y sus monumentos (la magnífica catedral o la casa de Sándor Márai en la antigua calle Mészáros utca, la calle del carnicero).
Podéis leer en inglés algo más sobre la ciudad escrito por un "indígena" en esta web de peter soltes, aunque yo intentaré escribir algo más en los próximos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Búsqueda personalizada