12 agosto, 2006

Con la casa a cuestas

Los langostinos salvajes están devorando esta añora. Una añora es un pimiento que echa de menos sus origenes en la huerta valenciana, donde los langostinos eran sólo una pesadilla de las películas de Fritz Lang Ostino. No me llegan las palabras para describir el sufrimiento de esta añora. Abandonada.

Yo mismo abandoné este blog un año atrás. Como un perro en verano. Que poca vergüenza. Y me trasladé sin más, con todo el pistacho veloz a un nuevo lugar, sin mirar atrás.

El pasado, sin embargo, siempre nos persigue. No lo olvides. Tú pasado, te persigue. No hay dios que se libre de él. Nunca. Posted by Picasa

1 comentario:

  1. Es de largo la cigala viva, el más individualista, orgulloso y arrogante de los crustáceos. En las pescaderías de todo el mundo se libra cada día una batalla casi sorda: pinzas que cercenan antenas, patas mal intencionadas que buscan ojos... y es que las cigalas muestran así su disconformidad e intentan demostrar que cada una vale, individualmente, mucho más del precio que se les ha asignado de forma colectiva. Algo de este orgullo permanece oculto en el caparazón inerte de los más débiles, pero no se puede ni comparar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Búsqueda personalizada